Mar del Valle | Anciana madre

Anciana madre

Ilustración para La Fuerza de los Fuertes de Jack London, publicado en la colección de libros ilustrados Vagamundos de Ediciones Traspiés.

Sabéis algunas de las cosas que tiendo a hacer con el pobre Jack.
Esta vez, Jack London escribió: las mujeres se internaban en las montañas para recolectar raíces y bayas. Los hombres iban con ellas para protegerlas.

Y yo pensé: las mujeres no se internan en las montañas sólo para recolectar raíces y bayas. Pensé: en las viejas épocas, la necesidad de supervivencia de la tribu favorecía que cada uno hiciese lo que mejor se le daba hacer. Pensé: las mujeres no sólo son recolectoras. Pensé: en un entorno hostil, las mujeres no son animales blandos.
Las mujeres que saben de la carne y el hueso y la sangre, que sienten como suyos la carne y el hueso y la sangre de las otras mujeres, saben protegerse entre sí y a sí mismas; y no están talladas por y para el hombre.

Y así nació la Anciana Madre. Lo siento, Jack.

Dulce recolección, queridas.